jueves, 6 de julio de 2017

FAdeA y el Gobierno argentino acercan posturas para desbloquear fondos

Medida derivada de la suspensión temporal del entrenamiento de pilotos

Buenos Aires - Irene Valiente para Infodefensa

Pilotos de la Fuerza Aérea. Foto: Fuerza Aérea Argentina. 
 La complicada situación económica que arrastra la Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín SA (FAdeA) desde hace décadas volvió a protagonizar los titulares de la prensa local en los últimos días, después de que entre el 21 y el 24 de junio se viera obligada a suspender el Servicio de Prestación de Horas de Vuelo con el que se entrenan los aspirantes a piloto de la Fuerza Aérea.

La Fábrica, ubicada en la provincia de Córdoba, en el centro del país, justificó lo sucedido por la “falta de fondos” para adquirir los repuestos de las diez aeronaves Grob G 120TP con las que realiza dichas sesiones y que pertenecen a la propia FAdeA, que se encarga de su mantenimiento y se la alquila a la Fuerza Aérea por unos 1.000 dólares la hora de vuelo. Sin embargo, según fuentes de la Fábrica, tras la polémica suscitada por la paralización de los entrenamientos –ya que sólo son posibles con las Grob-, finalmente se llegó a una “solución administrativa”, los fondos “se desbloquearon” y el servicio se restituyó a los tres días de haberse frenado.

Desde FAdeA insisten en que hay conversaciones constantes con el Ministerio de Defensa y no le reclaman nada a la cartera, ya que, en noviembre pasado, se puso en marcha una restructuración de los contratos que había entre ambos para reducirlos de 15 a tres. Uno abarcará la fabricación de aviones y estructuras, otro, todo lo relativo a las Grob y el tercero, el mantenimiento de la producción.

Actualmente, la institución está a la espera de que las “distintas instancias administrativas” en las que se encuentran los contratos (fabricación y Grob en Defensa, y mantenimiento en Jefatura de Gabinete) den el visto bueno definitivo y puedan llegar los fondos necesarios para sacar adelante el trabajo, aunque son conscientes de que el proceso es “muy largo”, ya que el Estado debe encargarse de cerrar los antiguos acuerdos de forma adecuada para que los nuevos “calcen”. Sin embargo, las mismas fuentes señalaron que el contrato de mantenimiento “casi está” y esperan que los otros dos se cierren antes de que termine el año.

Esta situación se enmarca en el proceso de “saneamiento” y “ordenamiento interno” que inició la gestión de Ercole Felippa, quien se puso al frente de la firma de capital público tras la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia argentina en diciembre de 2015. En ese sentido, el pasado año se logró reducir el déficit en un 92,3%, aunque también su plantilla en 500 personas. FAdeA enfrenta ahora una nueva etapa para la que se hace necesaria la recuperación de la confianza de sus clientes y, con ella, la llegada de fondos desde el Ejecutivo que le permitan dar el impulso definitivo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...