martes, 11 de julio de 2017

Después de 10 años, el rompehielos Irizar volvió al mar

Rumbo a la Antártida

Llegó hoy a Puerto Belgrano, en Bahía Blanca, para los últimos aprontes. Fue luego de arreglos muy demorados.


Por Gabriel Bermúdez para Clarín
Primera escala del rompehielos Almirante Irízar, después de más de 10 años sin navegar y 6 de trabajos de refacción en Tandanor. A las 10:30, poco más de una hora después de lo previsto, la nave amarró en el muelle Alpha de la base naval de Puerto Belgrano, a 30 kilómetros de Bahía Blanca, que será su apostadero durante un mes y medio aproximadamente. Aquí se cumplirá con la segunda etapa de pruebas y preparación para el gran desafío, que será el retorno del buque a la Antártida, desde donde regresaba en 2007, cuando un incendio le provocó graves deterioros.

Tras partir el martes pasado desde el muelle de Tandanor en Buenos Aires, el Irízar probó máquinas en el Océano Atlántico y con la ayuda de dos remolcadores, atravesó esta mañana el canal de acceso al estuario de Bahía Blanca, para amarrar en la principal base de la Armada.


Durante el fin de semana, realizó operaciones con helicópteros de la fuerza aeronaval 2, con asiento en la base Espora y en un par de días, ingresará al dique de carena 2, el más grande que tiene el Arsenal Naval, donde será sometido a tareas de mantenimiento. “Son los trabajos habituales que se le realizan a una nave que está a punto de partir hacia la Antártida” explicó a Clarín el contralmirante Eduardo Luis Malchiodi, jefe de Mantenimiento y Arsenales de la Armada. Estiman que el rompehielos permanecerá en la base de 40 a 45 días. “Dependerá del estado del casco, pero no esperamos sorpresas ni demoras más allá de lo previsto” agregó el militar.

En las tareas de reacondicionamiento, participarán unas 100 personas, entre personal militar y civil del Arsenal Naval y de empresas de la zona, contratadas por Tandanor para algunos trabajos específicos. Se realizarán en el dique 2, hoy ocupado por el ARA San Blas, que participó de la última campaña antártica y en 48 horas dejará el sitio para que ingrese el rompehielos.

“Este trabajo que se le va a realizar al Irízar ya se ha hecho en numerosas oportunidades” dijo Malchiodi, quien también destacó que le servirá al personal del Arsenal Naval, para familiarizarse con el material flamante que se le incorporó al buque durante su estadía en el astillero de Tandanor. “Es la prueba a punto final antes de lanzarse hacia el gran desafío que será el retorno a la Antártida, donde se harán las últimas pruebas. Es fundamental que lo haga para saber cómo está” añadió el jefe militar, quien dio por asegurada la presencia del Irízar en la próxima campaña antártica.

Es un hecho su participación. No sé si lo hará operando totalmente, pero seguro que lo tendremos entre nosotros” comentó.


Tras el amarre del Irízar, en el muelle Alpha se realizó una ceremonia, encabezada por el propio Jefe de Mantenimiento y Arsenales de la Armada. Estaba acompañado por el Comandante de la Flota de Mar, contraalmirante Rafael Gerardo Prieto; el Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano, capitán de Navío Fabián Gerardo D’Angelo y el Jefe del Arsenal Naval Puerto Belgrano, capitán de Navío Mario Claudio Alessio y un grupo de familiares de la tripulación del Irízar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...