lunes, 19 de junio de 2017

Sobre el desafío de modernizar las armas nucleares

El Comité de Servicios Armados del senado estadounidense...

El Comité de Servicios Armados del senado estadounidense ofició de anfitrión en una audiencia la pasada semana, que versó sobre los programas y doctrina de adquisición de defensa nuclear.

El general estadounidense Robin Rand, comandante del Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea, ofreció una robusta ponencia, defendiendo el programa de misiles balísticos intercontinentales de los Estados Unidos. Argumentó el uniformado que el extender la vida útil de los vectores ICBM Minuteman III no sería más económico que desarollar un modelo más novedoso.

La confiabilidad y supervivencia son desafiados cada día más en el sistema actual, que fuera desarrollado en los años sesenta y setenta. Rand mencionó el modo en que EE.UU. dificulta los sistemas de objetivos de los enemigos dada su dispersión geográfica y cantidad, mencionando, de igual manera, cómo los sistemas americanos dotan al presidente del país con una opción adecuada en tiempo y forma.

En combinación con otros elementos del tridente nuclear, esto es, submarinos estratégicos y bombarderos, el sistema americano obliga a los adversarios a dispersar sus recursos a los efectos de tener en consideración a cada una de las variables del tridente, en oposición a enfocarse en derrotar a uno o a dos sistemas estratégicos.

Tiempo después, Robert Soofer, secretario asistente para política relacionada con defensa nuclear y misilística, explicitó que las violaciones de Rusia en perjuicio del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio no son sostenibles, y que Estados Unidos deberá tomar medidas, incrementando la presión sobre Rusia en ese particular. Y está en lo cierto. Rusia ha estado recurriendo a su comportamiento en base a violaciones para sembrar discordia política en el seno de la OTAN, en lo que representa un esfuerzo para construir una brecha entre Estados Unidos y sus aliados. Los aliados de EE.UU. continúan siendo críticos de los intereses de seguridad nacional americanos.

Adicionalmente, en la Revisión de la Postura Nuclear -próxima a desarrollarse-, la Administración contará con una oportunidad única de reevaluar una serie de políticas nucleares erradas heredadas de la Administración Obama, que se basaron en la presunción de una relación diferente, esto es, más amistosa, entre ambas naciones -Rusia y EE.UU.

El programa de misiles balísticos de Corea del Norte ha sido foco de preocupación para el comité, de igual modo. A partir de su más reciente prueba balística, Corea del Norte ha exhibido progresos en los vectores de reingreso a la atmósfera terrestre, que podrían utilizarse para dirigir un misil nuclear. Estados Unidos entiende que no es coherente subestimar las capacidades misilísticas de Norcorea, y lo propio sucede con la velocidad en los desarrollos de su programa.

En la actualidad, Estados Unidos ha desplegado interceptores defensivos terrestres contra vectores en curso medio, que es el único sistema que puede proteger el territorio continental estadounidense ante la amenaza de misiles balísticos de largo alcance norcoreanos. El programa se anotó una exitosa intercepción la pasada semana, demostrando por vez primera la capacidad para derribar un objetivo de misil del tipo ICBM (intercontinental).

El Contralmirante Terry Benedict, director de los Programas para Sistemas Estratégicos de la Armada de Estados Unidos, ofreció una sólida defensa del elemento disuasor basado en el mar. Estados Unidos planea reemplazar al submarino estratégico de clase Ohio con los de clase Columbia en el futuro.

Los submarinos son la variable que comporta mayor índice de supervivencia en el tridente nuclear. A los efectos de lidiar con preocupaciones derivadas de costos, la Armada y la Fuerza Aérea están explotando factores comunes en lo que hace a misiles. Adicionalmente, Estados Unidos y el Reino Unido continúan con su modelo de cooperación basado en los misiles balísticos Trident D-5, lanzables desde submarinos.

Al cierre, James MacStravic, subsecretario de la defensa para adquisición, tecnología y logística, ofreció su defensa de cara a la necesidad de continuar los programas de modernización de armas nucleares, y la recapitalización del tridente nuclear estadounidense.

Si los esfuerzos de modernización se discontinuaran, Estados Unidos correría el 'riesgo de crear brechas críticas en materia de capacidades, conforme los sistemas llegan al fin de su ciclo de vida de sustentabilidad -afectando negativamente la credibilidad de la disuasión estratégica de la nación'. La estabilidad de la cadena de aprovisionamiento y la modernización de los sistemas de redes de comando, control y comunicaciones, fueron otros tópicos de gran interés para los miembros del congreso de EE.UU. Y con razón: Estados Unidos ha de garantizar comunicaciones confiables y seguras, especialmente en instancias de crisis.

De igual manera, resulta esencial que microchips y sistemas electrónicos que se utilizarán en sistemas modernos por venir, no se vean comprometidos.

En suma: no existen carencias en materia de desafíos para el Departamento de Defensa, para la Administración ni para el Congreso, conforme la empresa de la modernización nuclear continúa.
La audiencia compartió detalles sobre desafíos específicos que los programas de modernización de armas nucleares habrán de enfrentar en el futuro. La Administración y el congreso americano habrán de trabajar en conjunto para garantizar que el arsenal nuclear estadounidense siga siendo seguro, confiable y efectivo desde el plano militar.

Artículo original en inglés, en http://dailysignal.com/2017/06/12/challenge-modernizing-nuclear-weapons/
Sobre Michaela Dodge
Se especializa en el análisis de defensa misilística, modernización de armas nucleares y control de armamento, así como también en análisis sobre políticas estratégicas y de defensa en el Centro Allison para Estudios de Política Exterior de la Fundación Heritage en Washington, D.C. Su trabajo ha sido citado en medios tales como The Washington Times, Fox News y The Daily Caller. También publica sus artículos en la web estadounidense The Daily Signal.

1 comentario :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...