lunes, 10 de julio de 2017

El Pentágono construye robots con alas para volar con los aviones de combate


Por Aaron Gregg

Los esfuerzos del Pentágono para desarrollarse en Silicon Valley empezarían a dar sus primeros frutos con la puesta en marcha de unos drones, fabricados por una empresa de San Diego (California) que buscarán acompañar a los pilotos en combate.

Kratos Defense & Security Solutions anunció el lanzamiento de dos drones diseñados especialmente para actuar como alas robotizadas y dar apoyo a los pilotos en combate. El desarrollo de estos dispositivos llamados UTAP-22 Mako han sido financiados por DIUx, el laboratorio del Departamento de Defensa en Sillicon Valley. Además, la compañía también ha presentado otro aparato, el XQ-222 Valkyrie, de más de 9 metros de largo y con un alcance superior a las 3,000 millas náuticas (4,800 kms.).

Los expertos en aviación afirman que las capacidades supersónicas, tanto en velocidad como en altitud, de estos modelos hace que puedan trabajar perfectamente junto a los F-16 o los F-35. Por su parte, la empresa asegura que ya ha estado probando exitosamente estos drones junto a aviones tripulados. En ese sentido, adelantó que próximamente se embarcará en una nueva ronda de pruebas en el desierto de Mojave (California). Ahí se utilizará una tecnología aún más avanzada para determinar el nivel de autonomía de estos drones.

Ahí el piloto podrá controlar los drones a través de una pequeña tableta Android. Durante la mayor parte del vuelo, el aparato debería maniobrar sin la ayuda de un ser humano y basando todos sus movimientos en la tecnología de inteligencia artificial al tiempo que utiliza los sensores para limitar los movimientos de un avión cercano.

Departamento de Defensa tiene un laboratorio en Sillicon Valley (Wikimedia)

La prueba, programada para julio, va a continuar con una demostración de un ejercicio militar, según informó la propia compañía.

"Para explotar la maniobrabilidad de uno de estos aviones es necesario tener la capacidad de detección de explosiones", comentó Dave Deptula, un exgeneral de las Fuerzas Aéreas Estadounidenses que ahora ejerce de decano del Instituto Mitchell para Estudios del Poder Aeroespacial, un think tank de Arlington.

Estas investigaciones se producen después de las investigaciones realizadas por el ejército para determinar el papel que podría desempeñar la robótica en las guerras del futuro. Algunos sostienen que los sistemas no tripulados tienen más probabilidades de acompañar, pero no reemplazar, a los F-35 Joint Strike. La Marina de Estados Unidos está explorando algunas opciones similares en los submarinos autónomos que pueden explorar el fondo del océano y encontrar minas.

El uso de sistemas robóticos para aumentar las aeronaves tripuladas podría convertir el combate aéreo en una práctica mucho más segura si, por ejemplo, se pueden enviar aviones autónomos para atacar al enemigo. Además, los aviones son mucho menos costosos que los tripulados, con un costo de entre USD 2 y USD 3 millones de dólares.

Kratos Defense anunció el lanzamiento de unos drones para dar apoyo a los pilotos en combate (Kratos Defense)

No hay duda de que Mako representa un paso muy importante en la industria de los drones no tripulados después de los Predator y los Reaper, que son muy utilizados para la vigilancia aérea y los ataques dirigidos en lugares como Irak, Afganistán y Pakistán.

"Estos sistemas pueden llevar a cabo misiones totalmente autónomas", apuntó convencido Steven Fenley, presidente de la división de sistemas no tripulados de la compañía.

Funcionarios de DIUx no han dado ningún tipo de declaraciones sobre los nuevos drones de Kratos. El secretario de de Defensa de EE.UU., Ashton Carten, fue el la ideólogo de este centro en Sillicon Valley, en 2015, y encargó el proyecto a la Unidad de Innovación en Defensa con el objetivo de buscar y financiar tecnologías innovadoras fuera de Washington. Sin embargo, los inicios fueron un poco complicados ya que Carter mezcló a gente de su equipo dentro de este proyecto y el Congreso tomó medidas para limitar la financiación de la agencia, alegando que había una carencia en la dirección.

El ex secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carten, fue el ideólogo 
de este centro en Sillicon Valley (Wikimedia)

El contrato de USD 12,6 millones de Kratos con DIUx para explorar el uso autónomo de los drones de alta velocidad es minúsculo en comparación con algunos de los contratos de desarrollo de hardware militar, que pueden llegar a los miles de millones de dólares. Sin embargo, los observadores ven la exitosa prueba de un dron autónomo como un antes y un después para la agencia.

"Este es un ejemplo de cómo DIUx salió, encontró ideas innovadoras y logró financiarlas. Es una excelente manera de reforzar a las compañías que aún no están totalmente establecidas", dijo Deptula, el general retirado de Fuerza Aérea.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...