lunes, 10 de julio de 2017

Comenzaron las obras del viaducto del Belgrano Sur

Se inició oficialmente la obra del viaducto del Belgrano Sur. Se cortará la línea en Sáenz para permitir el avance de los trabajos del primer tramo, que comprende la elevación de la traza y la construcción de una nueva estación, lo que demorará unos dos años. La extensión a Constitución, para una segunda etapa.

Render de la estación Sáenz elevada. Foto: GCBA.

El pasado jueves el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, dieron inicio oficialmente a las obras del viaducto de la línea Belgrano Sur. Los funcionarios estuvieron acompañados por el secretario de Transporte del GCBA, Juan José Méndez, y el secretario de Planificación del Transporte, Germán Bussi.

Las autoridades confirmaron que, tal como había anticipado este medio meses atrás, se comenzará a trabajar en la primera etapa de la obra, consistente en la elevación de la traza para cruzar la avenida Sáenz y en la construcción de la nueva estación Sáenz elevada.

Para permitir el avance de estos trabajos se construirá una estación provisoria al oeste de la avenida Sáenz, que operará como cabecera de los servicios (y reemplazará a la actual parada provisoria montada en 2015), desafectando el tramo de Sáenz a Buenos Aires. En este sector, el servicio ferroviario será reemplazado por colectivos que circularán entre Sáenz y Constitución, pasando por la estación Buenos Aires, actual terminal de la línea.

La nueva estación Sáenz elevada, cuya construcción demandará 21 meses, contará con dos accesos. En la vereda este habrá boleterías, escaleras y ascensores a los andenes y una superficie de 1600 metros cuadrados para locales comerciales. Ese emplazamiento había sido aprobado por la Legislatura en 2015.

En la vereda oeste, en tanto, habrá un centro de trasbordo con sendos accesos al ferrocarril y a la futura estación Sáenz de la línea H, cuya construcción viene demorada. Este acceso contará con una superficie de 880 metros cuadrados para usos comerciales y operativos. Cabe recordar que el Belgrano Sur es el único ferrocarril que no cuenta con conexión al Subte.

Primera etapa del proyecto.

La segunda etapa, en tanto, contempla la continuación de ese viaducto hasta la estación Plaza Constitución. La traza en altura continuaría la actualmente existente, desviándose ligeramente hacia el sur para evitar la estación Buenos Aires existente, seguiría por la playa de cargas Sola hasta recostarse sobre el lateral oeste de la vía cuádruple del Ferrocarril Roca hasta alcanzar Constitución. En la intersección con la avenida Vélez Sarsfield se construirá una nueva estación Buenos Aires, elevada. Uno de los aspectos más interesantes del proyecto es el hecho de que requiere mínimas expropiaciones, que ya fueron aprobadas por la Legislatura porteña.

Detalle del proyecto de extensión del Belgrano Sur (Fuente: GCBA).

La llegada a Constitución es trascendente por dos razones. Por un lado, proveerá al Belgrano Sur una mayor penetración en las áreas más densas de la ciudad y favorecerá su conexión con un importante nodo de trasbordo donde conectan ferrocarriles, Subte y colectivos. La estación Buenos Aires, actual terminal, en cambio, “está localizada un lugar geográficamente apartado y con muy escasos medios de transporte que permitan a los pasajeros continuar el viaje hacia el destino final en otros puntos densos de la ciudad”, según explicó Bussi.

Por otra parte, la extensión de la línea puede ser vista –aunque se trate de un proyecto independiente– como el puntapié inicial para la construcción del RER de trocha angosta que, bajo la avenida Nueve de Julio, conectará a los Belgrano Sur y Norte. En el sector en que las vías del Belgrano Sur correrán paralelas a las del Roca se preverá el espacio para una trinchera por donde en un futuro debería realizarse el descenso a la estación Constitución subterránea de trocha angosta.

La elevación del ferrocarril traerá además beneficios viales: se eliminarán ocho pasos a nivel (Sáenz, Amancio Alcorta, Einstein, Cachi, Diógenes Taborda, Pepirí, Monteagudo y Zavaleta) y se construirán siete nuevos cruces en calles que hoy se encuentran cortadas por las vías (Corrales, Tabaré, Ramírez, Fournier, Ochoa, Atuel e Iguazú).

A diferencia de lo que ocurre con los viaductos de la línea San Martín y de la línea Mitre, cuya ejecución se encuentra a cargo del gobierno porteño a través de AUSA, el viaducto del Belgrano Sur será íntegramente realizado por el Estado nacional. La primera etapa será financiada con un crédito del Banco Mundial (Préstamo BIRF Nº 7794-AR), que había sido firmado en 2010, mientras que la segunda contará con fondos que serán parcialmente aportados por la Corporación Andina de Fomento – Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). El costo total del proyecto se estima en unos 150 millones de dólares.

La obra había sido anunciada en 2014 por Larreta, Dietrich y el entonces ministro de Transporte Florencio Randazzo. Durante la gestión de este último se habían impulsado varias mejoras para la línea Belgrano Sur, históricamente una de las más postergadas de la red: se iniciaron las obras de elevación de andenes y se recambió el material rodante, con la incorporación de cochemotores diésel CNR.

OBRA EN DETALLE
  • 5,6 km de viaducto entre Nueva Pompeya y Constitución,
  • 2,4 km se extiende la traza actual del tren entre la estación cabecera actual (Buenos Aires, en el barrio de Barracas) y Constitución;
  • 8 barreras eliminadas (Av. Sáenz, Einstein, Cachi, Taborda, Amancio Alcorta, Pepirí, Monteagudo, Zavaleta)
  • 7 cruces seguros nuevos (Corrales, Tabarè, Ramírez, Fournier, Ochoa, Atuel, Iguazú).
  • 440.000 beneficiarios: 50.000 pasajeros diarios de tren podrán viajar mejor y llegar hasta Constitución; 370.000 pasajeros de colectivo y 50.000 automovilistas que cruzan los pasos a nivel de la zona todos los días se ahorrarán hasta 20 minutos de demoras.
Fuente: enelsubte.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...