lunes, 12 de junio de 2017

Freire y Argentina negocian la construcción de dos buques hidrográficos

Tandanor se postula como astillero local

El rompehielos ARA Almirante Irízar mientras se repara en CINAR (Foto: Ministerio de Defensa)

Por Irene Valiente - Infodefensa

El astillero español Construcciones Navales Paulino Freire y el Gobierno argentino están analizando la posibilidad de colaborar para construir dos buques hidrográficos a los que el país suramericano daría un uso científico.

El plan es armar una UTE entre la firma viguesa y un fabricante argentino y, para ello, Freire ha iniciado conversaciones con astilleros privados y públicos, como el Río Santiago, en la provincia de Buenos Aires, que depende del Ministerio de Defensa. Sin embargo, el mayor acercamiento se ha producido con el Complejo Industrial Naval Argentino (Cinar), de propiedad estatal (90%) y de sus trabajadores (10%), ubicado en el puerto de la capital argentina.

Según revelaron a Infodefensa.com fuentes de este último -que abarca al astillero Almirante Storni y a la empresa de reparaciones Talleres Navales Dársena Norte (Tandanor)- la intención es construir dos buques, uno en Galicia -por Freire- y otro en Argentina -por la empresa elegida-, con la financiación de un banco español.

Desde Cinar advierten de que estos proyectos requieren una planificación que lleva tiempo y la entidad que ofrezca el crédito necesita ciertas “garantías” de que se va a sacar adelante en tiempo y forma. Hasta el momento, gracias a los avances realizados por el astillero desde el cambio de gestión en diciembre de 2015, sus mejoras en rendimiento y sus facilidades en infraestructura, es el que cuenta con mayores posibilidades.

Como la idea es que sea un contrato gobierno a gobierno, el “incentivador” del plan no es ninguno de los astilleros argentinos, sino que estos simplemente responden a una demanda del Estado, en este caso, del Servicio de Hidrografía Naval (SHN) del Ministerio de Defensa. En ese sentido, Cinar, como sociedad anónima con capital mayoritariamente estatal, ya mostró sus instalaciones a Freire y presentó un cálculo de los costes que supondrían poner en marcha esta construcción.

El Gobierno pretende destinar ambos buques al estudio de las mareas, el análisis de las corrientes marinas, etcétera, un uso que compartirán el SHN y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

A principios de mayo, como publicó Infodefensa.com, el astillero vigués ya entregó otra embarcación de este tipo a la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú. El buque de investigación oceanográfica con capacidad polar BOP-171 BAP Carrasco está entre los cinco navíos más modernos en su tipo y hasta la fecha, es el más avanzado en Latinoamérica.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...